La impermeabilización de cubiertas con lámina Asfáltica se realiza en cubiertas sensiblemente horizontales, con una pendiente de hasta un 5%, para permitir el acceso peatonal o la colocación de máquinas según el tipo de acabado.

Las cubiertas planas de lámina asfáltica son la solución tradicional para la impermeabilización de cubiertas con soporte convencional y el sistema puede ser adherido, bicapa o de cubierta invertida. El mejor sistema es el bicapa que asegura la estanqueidad al llevar doble solape, ya que combina una lámina con armadura de fibra de vidrio y otra con armadura de fieltro de poliéster lo que aporta las mejores prestaciones. Siempre antes de la colocación de estas láminas se extenderá una imprimación asfáltica para asegurar la soldadura de las mismas al soporte. Existen multitud de tipos de lámina asfáltica para cubiertas según las necesidades, características, acabados y colores demandados por el cliente.

Dependiendo del acabado se puede incluir sobre estas láminas un geotextil que evita las agresiones mecánicas a la membrana alargando la vida útil del sistema de estanqueidad. Se utilizan bandas de refuerzo en los encuentros perimetrales donde siempre se coloca un perfil metálico sellado por su parte superior y refuerzos para el sistema de desagües que asegure y garantice la estanqueidad. Los acabados más utilizados son en grava para una cubierta no transitable, solado si se quiere acceder a la misma o con losa filtron, la cual es un prefabricado que combina cemento con poliestileno extruido para permitir el acceso añadiendo aislamiento a la cubierta de una manera rápida por su facilidad de montaje.

En Cubrian somos expertos en montaje de cubiertas planas de lámina asfáltica, por ello le ofrecemos la mejor solución constructiva, una amplia gama de láminas asfálticas con diferentes propiedades y espesores, todo ello ejecutado por los mejores profesionales a un precio muy competitivo. Solicite presupuesto sin compromiso para su cubierta plana de lámina asfáltica.

Click