Las cubiertas planas con lámina de PVC están fabricadas mediante calandrado y reforzadas con una armadura de velo de fibra de vidrio. Este tipo de lámina de PVC es una cubierta muy empleada por su alta resistencia a la intemperie y a los rayos UV. Además la lámina de PVC posee una elevada resistencia a la tracción y al punzonamiento, a la par que soporta eficientemente los microrganismos, la putrefacción, la penetración de raíces y el envejecimiento. Por todo ello se puede afirmar que las cubiertas planas con lámina de PVC gozan de una muy alta durabilidad y estabilidad contra cualquier tipo de degradación. Para la colocación de PVC en cubiertas necesitaremos un soporte liso y uniforme al que añadiremos un geotextil y su solape se realizará por aire caliente en vez de por soplete (como se hace en las láminas de tela asfáltica).

La estabilidad dimensional de las cubiertas planas de PVC permite que no se precise realizar anclaje perimétrico en el plano horizontal. En el plano vertical se fija un remonte de 20 cm y como mínimo se suelda una banda al perfil. La junta entre el perfil y el paramento se sella siempre con masilla elástica.

Los puntos singulares de la cubierta plana de PVC se deben reforzar con esquineras y cantoneras para conseguir la correcta estanqueidad de la cubierta. La calidad de la soldadura depende de las condiciones meteorológicas como la humedad y la temperatura, así como por el estado superficial de la membrana. Por todo ello deberá ajustarse la máquina de aire caliente para conseguir un correcto ensamblamiento.

En Cubrian somos expertos en montaje de cubiertas planas de PVC, por ello le ofrecemos la mejor solución constructiva, una gama de distintos tipos de espesores de PVC así como el trabajo de los mejores profesionales a un precio muy competitivo. Solicite presupuesto sin compromiso para su cubierta plana de PVC.

Click