A lo largo de los trabajos de la cubierta nos suelen aparecer varios remates como es el caso de los aleros, tenemos la suerte de poder contar con diversas soluciones constructivas que dependiendo de la estética y la calidad a conseguir resuelven a la perfección este tipo de zonas obteniendo unos acabados impecables.

Cada obra, según sus circunstancias se estudia en concreto, pero las más habituales son la realización de una subestructura ligera de acero galvanizado montada in situ mediante uniones atornilladas. La forma de revestirlos depende mucho de la estética que se persiga, pero puede ir desde una sencilla chapa prelacada, paneles o placas de fibrocemento como las Placas Tectiva de Euronit con juntas abiertas o un Hydropanel para su posterior pintado.

En Cubrian somos expertos en formación de aleros, le ofrecemos profesionales a buen precio. Solicite asesoramiento o presupuesto sin compromiso para acometer una formación de aleros.

Click